Publicado el Deja un comentario

Sobre los otros peligros, aún mas tabú

Mucho padre, madre, autoridad, profesor y demás, está preocupado por el acceso a dispositivos conectados a Internet donde se consuma sexo (sexcam, sexting, pornografía) o se tenga acceso a algún contacto que les provea de droga. Estos dos temas: sexo y drogas son tabú y procupación, son malos moralmente y pueden traer consecuencias en distintos campos.

Pero actualmente hay adolescentes de 28 años y adultos mayores que son como niños de 5 años en este mundo hiperconectado. El mundo virtual no es un juego y lo que es peor, el mundo virtual es muy ingrato recordando lo que ya ha pasado.

El propósito de esta entrada es citar algunos peligros de los cuales se habla poco y son más negativas que algún “safis” con porno o marihuana.

  • Bullying: ciertamente antes parecía algo inmaduro y normal, pero se ha recrudecido la burla y la capacidad destructiva por medio de las redes, especialmente redes sociales y foros.
  • Terrorismo e ideas extremistas: muchos de los terroristas oriundos de países occidentales fueron contactados por sus mentores por las redes sociales de uso común, además, las ideologías de extremos (como un hembrismo radical o las guerrillas en LATAM) han logrado alcance y mentoría por estos medios.
  • Desórdenes alimenticios y psicologícos- psiquiátricos varios: distintos medios y redes han sido empleados como nichos para que personas hablen de sus desórdenes, no para buscar ayuda positiva, sino, consejos para hundirse más en sus problemas. Un ejemplo son los grupos de bulimia y anorexia, donde se comparten “tips para vomitar y ocultar la comida”.
  • Medicación sin respaldo de profesionales.
  • Alimentación al suicido y técnicas para ello.
  • Uno muy escalofriante: aborto casero y/o clandestino.
  • Armas y fabricación de las mismas.

Además de:

Trata de personas, donde un video más o un video menos puede ser uno más y ya, pero el estar dando direcciones, datos y detalles puede poner en riesgo a la persona como tal, siendo blanco fácil de trata (exploración laboral, sexual, órganos, etc.) y extorsión, como la modalidad sextorsion.

Modas estúpidas y retos peligrosos, experimentos que causan hasta posiblemente la muerte (como los Cristales de 4chan).

Lamentable todo, pero la solución va más allá de la restricción, sin ser un gurú ni dar soluciones, algunos tips de ayuda son:

  • Confianza y diálogo. Sin perder el pudor se puede liberar del velo de un tabú.
  • Si ha pasado algo o se metió la pata en algo, probablemente tampoco es el fin del mundo, no se es ni el primero ni el último ser humano que le sucede algo que no debió pasar, veamos con calma qué pasó y si se puede mejorar algo. Si ya nada que hacer… habrá que superarlo. Igualmente un chisme no dura más de unos días y ya: el Universo seguirá funcionando.
  • Poner límites y con amor comunicar el por qué de esos límites. Las autoridades más restrictivas hacen los pupilos más mentiroros, pero los límites son necesarios y las conversaciones mesuradas con argumentos fuertes también. Siempre teniendo en cuenta la transparencia y amor.
  • Existen herramientas tecnológicas para ayudar a proteger de peligros, pero realmente es más importante la formación. El encuentro con experiencias desagradables y fuertes, pero manejables, puede hacernos recapacitar y la vergüenza hacernos madurar.
  • Usar la tecnología para el bien y “evangelizar sobre ello”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *