Publicado el Deja un comentario

Pornografía infantil: nefasto problema, enfoque pobre

Resumen: No lo hay, este es un artículo sin autoridad académica propia, pero tiene reflexiones importantes. Leer completo por favor.

Justificación: el 08 de junio de 2018, un diario digital en Costa Rica recuerda sobre el problema, pero de forma morbosa y escueta, por tanto, es necesario un análisis del tema.

La pornografía infantil es un problema creciente en todo el mundo y en Costa Rica, no solo porque “la gente cada vez es más mala”, sino por la falta de ética, pero la galopante oleada de tecnología, pero ¿Cómo se está atendiendo el problema? Pues pésimo, las víctimas están desprotegidas y son propensas a luego causar los mismos daños o a no superar (si cabe el término) su situación y los ofensores son mal manejados, permitiendo que caigan más en depravación.

– Leyes: leyes que deben existir y hay que recurrir a ella, es lo que hacen las sociedades organizadas, es de admirar el trabajo tan pesado que hacen al cunplirla, pero actualmente estas leyes son obtusas, donde se considera pornografía infantil como una categoría de un solo saco, es decir, por ejemplo, producción de este material tiene penas de 4-8 años, llamando con el mismo nombre a una colegial que se muestra por gusto y a un bebé que es abusado y vendido en su imagen. Parece ilógico y lo es, poco castigo para hacerle un daño a un bebé y encasillado igual que el ejemplo dado. Es lo lógico pensar en una separación por edades de los ofendidos, catalogando pornografía juvenil de 13-casi 18, infantil de menores de 13 a recién nacidos, con agravantes explícitos para bebés, también dando putas explícitas para la gravedad del material (uso de violencia, identidad explícita, entre otros). Hay delitos de este tipo que podrían tener penas más altas que las violaciones, eso es inaceptable. ¿Máximo 8 años por producir la imagen de un bebé violado? Es inaceptable tan poco tiempo. Además, el agresor sexual no solo requiere encierro, sino un monitoreo para que delinca. ¿Por qué los diputados no arreglan el tema, por qué no optan por la proporcionalidad?
Agregando al caso, cuando un ente investigativo captura este material, no es destruido, sino que es respaldado y distribuido a otras agencias de investigación (con fines forenses), pero este material no cesa ni una vez incautado, todo lo contrario. A veces es usado como carnada para atrapar a unos cuantos y a veces estas pruebas ni son válidas (http://www.elmundo.es/tecnologia/2017/03/07/58be87f8e2704e14698b46a7.html y https://www.hackread.com/fbi-hacked-tor-to-hunt-paedophiles-on-deep-web/ ) a pesar de servir del grotesco material a miles de usuarios. Esto es importante conocerlos para comprender la gravedad de estos materiales, hace falta sinceridad a la hora de hablar de esto. Incluso existe el riesgo de que estos datos sean hackeados y algún enfermo  pedófilo encontrara una mina.

Hace años “quemaron” a miles de personas de toda edad en las páginas de “Tierrosas” y la inacción fue detestable. Hay que decirse a los muchachos que si se meten en estos problemas, puede que no solo un par de compañeros lo vean, sino que también un juez, fiscales…. Luego se va a respaldar esa imagen y demás. Hay que disuadir a los muchachos de que lo hagan, pero si lo hacen y se les sale de las manos, hay que saber manejarlo y apoyarlos, es inaceptable que jóvenes se quiten la vida o sufran grandes persjuicios porque les pasó algo con esto… y mandaron nudes y luego los quemaron. La sociedad debe dejar de buscar a quién crucificar, hay un tiempo para el regaño y corrección, pero otro para la comprensión y empatía. Hay que evitar que pierdan la vida o parte de ella, incluso eso empieza por no darles “niñeras electrónicas”, hay que darles espacios saludables y en la tecnología, una guía razonable y que los haga crecer. Los jóvenes están haciendo sexting y están en un medio donde se les habla de su expresión libre y derecho a la sexualidad, donde pueden consentir ciertas relaciones y hasta pedir anticonceptivos desde una temprana edad (15 ya sin autorización de los padres), pero nadie les informa que no tienen derecho sobre su imagen y comunicación, esos derechos los tendrán hasta tener los 18 años.

– Sociedad: una familia aún muy machista, donde en muchos casos, los jóvenes son criados escuchando a sus mayores tratando a las mujeres de forma sexualizada, incluso muchos jóvenes crecen en hogares frutos de lo que hoy llamamos relaciones impropias.

…Existencia de “modelaje infantil” y de “influencers” que anuncian sus agencias de modelaje infantil, aprovechando el momento de una desgracia ajena. La exposición de menores en tal modelaje es visto por los pedófilos como algo atractivo (Vean https://www.teletica.com/155057_en-la-mente-de-un-pedofilo especialmente segundos 7:30- 9:10 y https://www.youtube.com/watch?v=M3OSI26B2Uc especialmente s 12:20 en adelante) ¿Están dispuestos los managers de modelaje infantil a lucrar con esta actividad a pesar de los peligros? Cuiden a sus hijos papás, porque este “modelaje”, bueno si puede llamar así poner a trabajar a un chico…

– Educación: en lugar de conocer sobre las leyes, sana sexualidad y sobre tecnología de punta, la población pierde el tiempo en aulas burocráticas con contenidos a veces poco trascendentales. Hace falta una estrategia educativa que fomente tanto el conocimiento, como la autoestima, no obstante, hay que admitir que en las últimas administraciones ha habido mejoras.
Incluso hay gente jugando de CSI, haciéndose pasar por menor, para atrapar pedófilos, siendo esto potencialmente considerado como psedopornografía infantil, o mucho otaku viendo lolis que constituyen psedopornografía infantil.

– Medios: medios de comunicación morbosos, justicieros de cafetal, que no les importa la imagen de los demás, por ejemplo: el 07 de mayo de 2018, un medio digital en complicidad con la autoridad, difunde un grotesco video donde una joven colegial es abusada por un tipejo… el video tiene muchos segundos antes donde se aprecia al ofensor, no era necesario mostrar el abuso, pero igual les vale… de hecho es un vomitivo ver cómo muestran más a la muchacha siendo abusada que los segundos antes donde se aprecia al tipo, les costaba mucho editar el video, si fuera la hermana del periodista o la familia del agente que sube el video, fijo si lo editan, pero como no era el caso… les vale… les vale la imagen de la joven y el trauma que ella pueda enfrentar al verse divulgada siendo abusada. Días después, el mismo medio y el mismo ente informa sobre dos tipos detenidos por difundir videos de menores siendo abusados (Dude, WTH? No dudamos que seguro era un material más grave pero que falta de ética, al semanas antes haber hecho la nota del 07 de mayo sobreexponiendo a una mejor abusada). Entes y medios muelen juntos a veces, por ejemplo, en 2017, un alto jefe de la región noreste del país presuntamente atropella a una señora bajo los efectos del licor (AKA andaba tapis, borracho, según informes preliminares)… estaba en el ojo del huracán, pero días luego llaman a los medios para comunicar un caso morboso más, de una forma irreverente e irresponsable. Es decir, de corazón gracias por hacer cumplir la ley, hay gente honorable y valiente que hace su trabajo bien, pero la comunicación puede ser mejor y menos oportunista.
Los medios han proliferado la porno infantil en otros casos: han escrito sobre bailes que los periodistas califican de “sensuales” en colegios, han sacado fotos semi censuradas de estudiantes que el profesor las sedujo en el baño del cole, han difundido videos como el del tipo que grabó hace años a unos muchachos sexualizando en un bus de San José, esto entre un montón más de casos donde ningún miembro de medios se ha sobresaltado con una patada de allanamiento (aunque se lo merezcan). Se debe exigir más responsabilidad y empatía de los medios, proteger realmente a la víctima y la imagen.

Las corporaciones tecnológicas también a veces caen en lo intransigente e inoperante al hacer realmente tedioso el eliminar estos contenidos, reportar los usuarios y demás, a veces se podría pensar que hasta de esto aprovechan las corporaciones para captar usuarios (producto), ya que exigen que se tenga una cuenta en tal servicio para reportar cuentas en el mismo. A pesar de esto, hay que hacer todo lo posible por reportar estos contenidos para que sean eliminados y no se sigan difundiendo.

– Salud: hay que reforzar el sano núcleo de confianza y tomar los problemas de autoestima como algo serio (sin baja autoestima, casi no hay posibilidad de que un abuso ocurra y se “malnormalice”) hay gente enferma que quiere no hacer daño (http://www.bbc.com/mundo/noticias-41226898 ), hay condenados que quieren no volver a delinquir (http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/03/150330_europa_abuso_sexual_prision_whatton_wbm ) Y la porno infantil también toca estas aristas. Es una pandemia nefasta.

¿Por qué no reflexionar en todo esto y exigir acciones concretas? La víctima debería ser protegida pero los mecanismos en diversas áreas no lo hacen, más bien hacen escarnio de lo cometido, los medios solo piensan en dinero y el enfoque preventivo es poco sincero e insuficiente.

Fuentes de información útiles

Código penal de Costa Rica http://www.pgrweb.go.cr/scij/Busqueda/Normativa/Normas/nrm_texto_completo.aspx?nValor1=1&nValor2=5027

Una buena cuenta de Twitter de una gente que realiza excelente trabajo preventivo y correctivo @DQEveryChild

El presente blog también tiene muchas entradas sobre formación tecnológica, porque esto tiene que verse como un todo.

Respeto máximo a todos los entes de gobierno y organizaciones civiles que luchan contra este problema.

NOTA: no se ponen enlaces a las nefastas notas de los medios comerciales criticadas, no expandamos esas imágenes impropias, solo debatamos y critiquemos la irresponsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *