Publicado el Deja un comentario

Noticias falsas, morbo y responsabilidad

Es conocido que muchos medios de comunicación, incluso a gran escala y lucrando de ello, difunden información falsa, como:

  • Noticias que distorsionan las percepciones económicas (para bien o para mal).

  • Notas que dañan el honor de una persona, incluso encasillándola más allá de lo que ha hecho un Tribunal. Lo cual incluso expone a víctimas. Crea un morbo colectivo. Incluso le ponen “alias” a los personajes de las “noticias”.

  • Dar una ventana info-comunicativa a personajes que incluso de forma impopular, realizan aseveraciones imprecisas como si fueran noticia y no aclaran que es una percepción.

  • Comunicados que alteran a la población en cuanto a predicciones catastróficas sin fundamento científico y sin aval de la autoridad.

  • La difusión de noticias “extra oficiales” o cabos sueltos (cuya fuente ni siquiera se revela, porque puede ser alguna señora del barrio).

Estos actos además de ser detestables para la profesión del comunicador, tienen consecuencias en la población, al ver el bajo nivel profesional de las notas, que lo que si tienen es un alto nivel de morbo social. Pero también quienes se prestan y lucran con tales notas podrían enfrentar procesos judiciales.

La imagen destacada en esta entrada es una muestra del Código Penal de Costa Rica, vigente al 05 de septiembre de 2017. Acá se muetran algunos artículos que contemplan castigo, en especial aquellos que afectan la buena fe de los negocios y el honor de las pesrsonas.

El Código Penal y otras normas jurídicas costarricenses cambian constantemente y con modificaciones sustanciales, por lo que sumado a una falta de conocimiento inicial, es difícil (hasta para profesionales en el tema) estar actualizado. Un buen recurso es http://www.pgrweb.go.cr/scij/ donde se puede buscar la norma, pero es importante fijarse que sea la norma vigente. Por ejemplo, el Código Penal de Costa Rica ha modificado la norma en el sistema en línea unas 48 veces, por lo que la norma vigente es la última (al 05 del 09 de 2017, la versión 48), pero hace unos meses era la número 47.

Como conclusión, hace falta fomentar una sana cultura informática, aunque sea punta de lecciones fuertes tanto para individuos, como  para sociedad. Sería bueno que los grandes medios no se presten para las jugadas mediáticas de sus accionistas, ni para crear morbo social, sino que informen responsable y respetusamente, y cuando se equivoquen no acudan a decir que el señalarlos en su falta es un atentado a la libertad de expresión o prensa… o que tengan el comportamiento de culpar a una fuente “no oficial”. Lo que no es oficial se debería quedar para chismes del barrio, no para medios grandes y lucrativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *