Publicado el Deja un comentario

No hay titular que describa la irresponsabilidad de los medios

Para hacer este artículo “llamativo” habría que llamar a alguno de los colaboradores de los medios comerciales más en boga, donde con tal de generar lucrativas visitas, son capaces de difundir información errada, a veces información confidencial y demás, claro que eso incluye la exposición de personas, sin importar qué.

Hoy, en un medio se lee sobre un video de muchachos menores y bailes “sensuales” por parte de estos, indican que estos videos circulas en redes sociales e incluso colocan imágenes y videos del evento en cuestión.

Varios comentarios:

1. ¿Quién le atribuye el calificativo “sensual”? Seguro no habían formas más serias y poco sexualizantes para describir el hecho.

2. ¿Para qué lanzan la “noticia”?, ¿Qué fin tiene? Digamos que la represión y disciplina ya estaba en manos de autoridades, además de las visitas, parece que es una burla la “morbocensura” donde se ve todo difuminado, pero igualmente sugerente y explícito. Esta noticia mina la imagen de las personas y se entromete en un proceso disciplinario.

3. Indican que los materiales circulan en redes sociales. Mucha gente ni estaba enterada de eso, ahora mucha gente va a conseguir esos videos, distribuirlos y respaldarlos, gracias a la difusión que estos medios propician.

4. Dan los datos que identifican el lugar y momento de los hechos. Parece que los “periodistas” no están muy al tanto de la trata de personas, el bullying, el grooming, el shaming, el flaming, que gracias a que los hicieron noticia, alguien malintencionado puede hacer mucho daño.

5. Doble moral: critican machismos y sexualización pero sus notas, muchas van dirigidas a sexualizar y alimentar la superficialidad, sumar que estos medios se es escandalizan por todo, pero ahí los vemos, difundiendo estos materiales.

6. Sobre varios comentaristas de estas notas: se nota que son unos santos probablemente.

Sobre el hecho en sí, hay un contexto social donde esto es esperable, lo cual no quiere decir que hay que ser permisivos, hay que hablarlo, pero en los contextos debidos, no exponerlo así. Es decir: que sea pecado no quiere decir que sea tabú, pero tampoco espectáculo. Sobre la nota como tal, simplemente es morbo.

No aprenden los medios, porque no es la primera vez que en Costa Rica meten la pata con este tipo de notas. Ya hace un par de años, un sujeto grabó menores sexualizando en un transporte público y lo difundieron, los noticieros lo difundieron más. Tiempo después las autoridades indicaron la valoración de denunciar al sujeto por cargos relacionados con porno infantil. Como era de esperarse, varios medios borraron sus notas y se calmaron, es más, comunicaron la versión de las autoridades indicando que este tipo de hechos se deben manejar a instancia privada, por un lapso captaron que estaban haciendo un periodismo sensacionalista y maquiavélico. Pero esa reflexión no les duró mucho…
Los medios y el periodismo están de capa caída.

Nota: no se dan más detalles, ni siquiera se menciona el lugar donde ocurren los hechos, tampoco un link a las “notas”. Si uno de los hijos de los colaboradores de los medios estuviera involucrado tal vez ni hacen la nota (como en varios casos, de distinta índole).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *