Publicado el Deja un comentario

No hace falta ser…

No hace falta ser informático para realizar dar un aporte al mundo informático o para cometer un delito informático (que lo catapulte al estrellato en la prensa). Tampoco se requiere ser un hacker para atrapar al que incurre en una falta, el rastreo lo puede hacer cualquier patas vueltas.

Los grandes actores de la informática, el conocimiento colaborativo, las nuevas tendencias en economía colaborativa y demás, están llenas de gente amateur, que no ha requerido ni un técnico medio en informática. Para meter la pata deliberadamente o no, tampoco es menester tener un grado en tal disciplina.

La academia sí puede aportar algo muy valioso al informático, más allá del mero conocimiento y es: la formación ética y el sentido de responsabilidad. Puede que haya un antes y un después, cuando se va adentrando en el mundo de la formación académica en informática.

Solo el hecho de juramentarse en el ejercicio de la profesión es un acto de antología en la vida de cualquier ser humano.

Resulta necesario hablar de la necesidad de respetar los juramentos, algo que no está muy de moda entre ciertos periodistas, políticos y demás.

Volviendo al tema de la informática. La informática está tan al alcance de todos que no es necesario cumplir una malla curricular, ni tampoco ser estudiante. Tampoco una persona representa federativamente a su casa de estudio y/o trabajo.

¿Por qué esta entrada?

  1. Porque como sociedad no hemos captado toda la responsabilidad en el tema de la información y muchas veces, el daño que realiza un medio de comunicación con la información es más grande que el daño que hace un hacker (titulado si se quiere).
  2. Porque el término “hacker” está viciado y su significado desviado.
  3. Porque al final del día todos somos informáticos.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *