Publicado el Deja un comentario

Educación en Costa Rica

No se puede negar que la alfabetización es un punto alto de sociedad costarricense, gracias a correctas decisiones del pasado. Tampoco se puede negar la calidad de las universidades. Pero esa educación queda de lado en aspectos muy importantes, que se pueden resumir en “Formación Ciudadana” (lo cual no ha, ni debe delegarse a solo “Educación Cívica”).

Tal formación involucra lo siguiente:

– Educación sobre sexualidad y afectividad
– Educación sobre dominio de las TICS
– Educación en cultura tributaria
– Información sobre legislación

En tales campos, el dominio es casi nulo, mucha desinformación, alimentada por el morbo de los medios de comunicación, el desinterés de los mimos y la vagancia del habitante. Todos estos temas son transversales a diferentes materias y no deben ser “separados” como asignaturas, sino que debe ser una formación integral.

Por ejemplo, hablarles a los jóvenes sobre TICS es a veces “como llevar leña al monte”, rara vez es algo nuevo, por lo que hay que insistir en valores y formación más tecnificada, útil para la construcción de proyectos y no simplemente el típico “¿Cómo usar X?” que se ha imperado en las clases de Informática de Primaria y Secundaria. Esto es algo de mejoramiento a ese currículo de Informática, pero también de aplicación y formación relativa a TICS en todas las asignaturas.

¿Por qué en los 4 temas citados no se pueden dejar de lado a los padres de familia (o encargados)?

Porque los jóvenes, en cuanto a sexualidad, en cuanto a TICS, hay que aceptarlo: ellos no nacieron ayer y no hay nada nuevo qué decirles, a veces es como “llevar leña al monte”, pero el asunto está en si escuchan algo nuevo y esto les causa curiosidad mal manejada, ¡Ahí está el problema!, ¿Quién es el llamado a ejercer guía en estos casos? El jefe de hogar o tutor, que generalmente es una jefa de hogar, a veces también ignorante de estos temas, porque existe una barrera generacional y también la señora tiene más cosas que hacer que estar experimentando por ahí. No se trata de poner una barrera de mando, ni tampoco el otro extremo de ser el Best Friend del hijo, sino de dos fines puntuales: 1. Informar tanto a padres como a hijos y 2. Romper el hielo en cuanto comunicar tales informaciones con propiedad y transparencia.

Otro ejemplo, existe una desinformación brutal ante las leyes penales y también en cuanto al orden tributario. Esto de “nadie puede alegar desconocimiento de la ley” es algo empleado por los centros de poder, donde siempre “sale rascando” el más humilde en todo sentido, que mete la pata y a veces ni lo sabe. Luego tenemos gente adulta de 32 años que no saben cómo iniciar un negocio, ni como tributar debidamente. Luego tenemos a adultos jóvenes que de los 17 a los 18 no captan la gran cantidad de deberes que adquieren con que solo pase un año, igual cuando se pasa de los 11 a los 12, o de los 14 a los 15, estos son los que pasan los años y llegan a los 45 y aún siguen una adolescencia, sin conocer todas las leyes que los rigen.

Los entes de gobierno deben entender que en casa debe fomentarse un  micro gobierno y que la educación real se da casi totalmente fuera de aulas y  que sinceramente se aprende más, pero mucho más, cuando se está lejos de ese anticuado, apático y burocrático sistema de educación en clase presencial, donde el expositor no tiene que más decir.

Se sueña una educación donde se pase menos sentado escuchando a un tipo que sabe hasta menos que los estudiantes, una educación que involucre a los padres mediante charlas, talleres, consultas de opinión, entre otros… de una forma activa, no solo para ir a ver la presentación del Día de la Madre o del Padre. Debe verse como un derecho y deber de los padres (o quienes asumen el rol) el instruirse y ser activos en los 4 temas medulares antes cidos y no ser solo ignorantes incautos, perpetuando una barrera generacional.

Los reportajes televisivos y diarios digitales a veces pueden ayudar, pero generalmente solo crean morbo, al no poder interactuar directamente y satisfacer una necesidad y consecuencia de la educación: la reflexión.

Es neceario reflexionar y dejar a los medios una labor informativa apenas de noticiero y no de formación. De lo contario, se seguirá replicando lo siguiente: http://bitblogcostarica.com/reflexion-la-familia-en-analfabetismo-tecnologico/

El reto es la educación inclusiva y reflexiva, con todo lo anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *