Publicado el Deja un comentario

Sobre los otros peligros, aún mas tabú

Mucho padre, madre, autoridad, profesor y demás, está preocupado por el acceso a dispositivos conectados a Internet donde se consuma sexo (sexcam, sexting, pornografía) o se tenga acceso a algún contacto que les provea de droga. Estos dos temas: sexo y drogas son tabú y procupación, son malos moralmente y pueden traer consecuencias en distintos campos.

Pero actualmente hay adolescentes de 28 años y adultos mayores que son como niños de 5 años en este mundo hiperconectado. El mundo virtual no es un juego y lo que es peor, el mundo virtual es muy ingrato recordando lo que ya ha pasado.

El propósito de esta entrada es citar algunos peligros de los cuales se habla poco y son más negativas que algún “safis” con porno o marihuana.

  • Bullying: ciertamente antes parecía algo inmaduro y normal, pero se ha recrudecido la burla y la capacidad destructiva por medio de las redes, especialmente redes sociales y foros.
  • Terrorismo e ideas extremistas: muchos de los terroristas oriundos de países occidentales fueron contactados por sus mentores por las redes sociales de uso común, además, las ideologías de extremos (como un hembrismo radical o las guerrillas en LATAM) han logrado alcance y mentoría por estos medios.
  • Desórdenes alimenticios y psicologícos- psiquiátricos varios: distintos medios y redes han sido empleados como nichos para que personas hablen de sus desórdenes, no para buscar ayuda positiva, sino, consejos para hundirse más en sus problemas. Un ejemplo son los grupos de bulimia y anorexia, donde se comparten “tips para vomitar y ocultar la comida”.
  • Medicación sin respaldo de profesionales.
  • Alimentación al suicido y técnicas para ello.
  • Uno muy escalofriante: aborto casero y/o clandestino.
  • Armas y fabricación de las mismas.

Además de:

Trata de personas, donde un video más o un video menos puede ser uno más y ya, pero el estar dando direcciones, datos y detalles puede poner en riesgo a la persona como tal, siendo blanco fácil de trata (exploración laboral, sexual, órganos, etc.) y extorsión, como la modalidad sextorsion.

Modas estúpidas y retos peligrosos, experimentos que causan hasta posiblemente la muerte (como los Cristales de 4chan).

Lamentable todo, pero la solución va más allá de la restricción, sin ser un gurú ni dar soluciones, algunos tips de ayuda son:

  • Confianza y diálogo. Sin perder el pudor se puede liberar del velo de un tabú.
  • Si ha pasado algo o se metió la pata en algo, probablemente tampoco es el fin del mundo, no se es ni el primero ni el último ser humano que le sucede algo que no debió pasar, veamos con calma qué pasó y si se puede mejorar algo. Si ya nada que hacer… habrá que superarlo. Igualmente un chisme no dura más de unos días y ya: el Universo seguirá funcionando.
  • Poner límites y con amor comunicar el por qué de esos límites. Las autoridades más restrictivas hacen los pupilos más mentiroros, pero los límites son necesarios y las conversaciones mesuradas con argumentos fuertes también. Siempre teniendo en cuenta la transparencia y amor.
  • Existen herramientas tecnológicas para ayudar a proteger de peligros, pero realmente es más importante la formación. El encuentro con experiencias desagradables y fuertes, pero manejables, puede hacernos recapacitar y la vergüenza hacernos madurar.
  • Usar la tecnología para el bien y “evangelizar sobre ello”.

Publicado el Deja un comentario

Miedos

El que más critica al homosexual a veces es el que más teme llegar a serlo. El que más le receta cárcel a todo, probablemente esa sea su pesadilla, pasar por una celda. El papá que más le receta moral sexual a su hija, es porque le teme bárbaro a una pancita no deseada. El ateo que pasa hablando de “dios no existe”, en su adentro seguro que pasa a temerle a un posible juicio final.
¿Miedo? Es la primera sensación humana.

Publicado el Deja un comentario

El ser humano busca significados

Si hasta nuestro presidente ha escrito cosas raras, todos tenemos derecho a expresarnos con algo de costumbrismo casi dadaísta.

Una historia de la vida real…

Una anciana, más de 80 años, a sus 2 añitos murió su mamá, su papá un tipo que nunca se interesó por ella ni por su hermana mayor. En un país machista, en una época sumamente dura para ser niño y para ser mujer, donde se trabajaba a los 6 años “en algo” y a los 12 ya trabajaba. A sus 15 años se desgració la vida enamorándose de otro animal, mujeriego y alcohólico, pero le daría hijos (que “jalaron apenas pudieron”). Como vemos tanto su padre como el papá de sus hijos abortaron masculinamente, olvidándose de los carajillos.

Luego víctima de todas las violencias posibles, siempre explotada y víctima de la violencia patrimonial. Ahora solo le queda un hijo adoptado a la fuerza y que ni ella puede valorar, pero es la única persona que la pone adelante en todo. Los hijos no son garantía de cuido, todo lo contrario, los padres responsables se hacen cargo de sus hijos hasta siempre y los hijos irresponsables siempre son carga.

[Continuará…]

Publicado el Deja un comentario

La autoridad incompetente

Una vez me hicieron ciberbullying, la experiencia fue tan mala pero más por la sarta de argumentos inútiles y morbosos de las autoridades a las que remití mi situación. En resumen, me tuve que revictimizar muchas veces contando la historia, para que al final el poco de dinosaurios del lugar donde estudiaba al final se olvidaran del tema, sin ayudarme en lo mínimo.

Al final supe quien fue, tuve lo que quería, que se arrepintiera y no me lo volviera a hacer. No lo destruí ni lo puse en burla. Al final cero rencores. Solo la sensación de que son unos dinosaurios que no sabían ni cómo servía el correo electrónico, a pesar de haber tenido un puesto operativo de tal y ser una autoridad.

Debían de capacitarse.

Publicado el Deja un comentario

Porno venganza y el trajín legal

A ver, supongamos, la persona X, de unos 28 años manda sus nudes a Y persona, porque es su pareja y se tiene confianza y hay un sinfín de razones muy fundamentadas para echarse la calentura por unas fotos.

Pero… se sabe que cuando se las toma o graba, ya ahí debe asumir todos los riesgos. La persona Y se convierte en responsable de no compartir eso.

OK, que quede claro, compartir la desnudez física o mental de cualquier persona sin su consentimiento es algo inhumano. Pero hay muchos riesgos, en el sentido que la persona Y no sabe si la persona X ya le ha enviado esos nudes a otra(s) persona(s). Y no solo eso… ¿Y si le han hackeado el dispositivo?, ¿Si ha perdido el dispositivo de almacenamiento o se lo han robado?, ¿Si han suplantado a Y, o sea alguien hizo un daño…? Y un gran número de posibilidades. Suena como un viacrucis legal. Pero con las iluminarias que hacen leyes seguro harán una ley super moderna y ágil para contemplarlo todo como debe ser (sure!). Y ningún abogado va a malasesorar a personas llevándoles malos juicios, revictimizantes o causas civiles con alta posibilidad de perder, porque los abogados todos todos siempre siempre piensan en lo más ético y multifactorialmente beneficioso para los demás (sure! X2).

Publicado el Deja un comentario

Papás y mamás que no conocen a sus hijos

El cuento de que todo lo saben sobre sus hijos y hasta los buscadores de Internet o los profesores los conocen mejor que los progenitores. Tal vez, solo tal vez, hace 15 años eso podría ser medianamente válido, pero con el ritmo social de ahora y las herramientas de ahora, no hay manera de conocer a sus hijos salvo dos casos:

  1. Tenerlos como secuestrados, que no termina nada bien, porque igual van a crecer (y desfasados).
  2. Tender puentes y no caer en “soy la mejor amiga de mi hija adolescente”, pero no poner la barrera.

Lastimosamente, no hace falta ser padre o tener un doctorado en psicología para darse cuenta, los papás ya no pueden tener el control, pero entonces ponen la barrera. Muy pocos son verdaderamente maduros y realistas para no jugar de “solemnes”.

Veamos, hay padres y madres que dicen “mi hijo(o) JAMÁS haría eso”. Esto es de cuidado, porque no es que se van a creer todo lo que les dicen, pero niegan las pruebas fehacientes y con tal de evadir la realidad, ni confrontan a sus hijos hablando seriamente. Ejemplos se escuchan: “Mandé fotos y mi mamá dice que no lo cree, que seguro es un montaje, pero sí soy yo y no sé qué voy a hacer” o el caso en que una mamá sacó a su hijo de la iglesia porque la cámara de seguridad lo grabó robando y amenazó a todo el mundo que no tenían por qué grabar a su hijo.

Lo malo es que esa barrera se hace fatal, llega a niños y jóvenes (y no tan jóvenes) a pensar en hacer lo peor. Los papás parece que quieren a sus hijos, pero no como hijos, sino de trofeos morales que ni ellos lo fueron. Evaden la realidad y luego esperan que la ley, la sociedad, el colegio, o quien sea les ayude y ellos ponen la barrera. No es alcahuetería, es ser realistas.

Acepten que los errores son parte de la vida humana y esto sin excepción.